Así han evolucionado los Premios CODESPA

En 2018 se cumplirán XX ediciones desde que en 1997 se iniciara la andadura de los Premios CODESPA hasta que, hoy por hoy, se hayan convertido en unos galardones con prestigio tanto para las empresas candidatas como para el público en general. Se trata de un reconocimiento en la lucha contra la pobreza y la exclusión social. La solidaridad como el eje para la ayuda de los más desfavorecidos. Son 22 años de gratitud.

Como toda progresión, los primeros pasos fueron pequeños hasta empezar a caminar. Las siete ediciones con las que se empezó a escribir la historia de este evento contaban únicamente con una categoría, la de Empresa Solidaria. Con el paso de los años se fueron añadiendo modalidades para ampliar el abanico de compañías que quisieran participar. En 2004, se amplió a una rama más, Voluntariado Corporativo; así como en 2008, con Periodismo para el Desarrollo; 2009, con PYME Solidaria, y 2013, cuando se añadió la quinta y última categoría, la de Innovación Social.

Del mismo modo, el aumento de modalidades a las que presentarse va unido al crecimiento del número de participantes. Los premios fueron ganando en popularidad y fue extendiéndose su naturaleza solidaria. Las seis primeras ediciones, las que contaron con una solo categoría, tuvieron un tope de ocho finalistas que optaron al galardón, algo que fue aumentando en los años venideros. En 2007 ya eran 17, mientras que un año más tarde, en 2008, fueron diez más (27). A partir de ahí el crecimiento fue exponencial gracias, en parte, al prestigio que estas distinciones adquirían con el paso del tiempo.

Se dobló el número hasta los 58 en apenas cuatro años. La alta participación contribuía a que se les tuviera en estima por parte de las empresas que se interesaban en inscribirse, cada vez más numerosas. En 2014 se produjo el récord con 71 compañías que pujaron por sus respectivos reconocimientos, una cifra abultada que evidenciaba el fin social que muchas han decidido incluir dentro de su estrategia económica. Porque, al fin y al cabo, ese es el objetivo de los proyectos que optan: fomentar la solidaridad y reducir la brecha con los países más desfavorecidos.

Para inscribirte en esta XX edición tan sólo tienes que pinchar en este enlace. Un jurado experto formado por profesionales será el encargado de escoger las iniciativas que resulten ganadoras.

No están permitidos los comentarios en este artículo.